Noticias

Desarrollan en UANL innovaciones de alto impacto

Universitarios incuban 15 proyectos sobre aplicaciones tecnológicas, productos industriales, sistemas, plataformas digitales, juguetes y simuladores, para atender problemas de salud y medio ambiente.

La Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) presentó 15 proyectos innovadores de la convocatoria Tiger Tank 2019.

A partir del 18 de julio, los emprendedores seleccionados recibirán mentorías, talleres, cursos y capacitaciones, esto para llevar su idea al emprendimiento.

“Establecimos una beca que se llama Beca Transforma, que les da la oportunidad de recibir la incubación por seis meses. Captamos el talento y ahora lo vamos a empujar con esa formación y acompañamiento que les vamos a brindar”.

“Queremos llevarlos al siguiente nivel, donde podemos capitalizar el talento que tienen y ayudarles en algunas áreas de oportunidad que puedan tener”, señaló Francisco Barrera Cortinas, Director de Innovación y Emprendimiento de la UANL.

Entre los proyectos seleccionados destacan aplicaciones tecnológicas, productos industriales, sistemas, plataformas digitales, juguetes y simuladores.

Las innovaciones resuelven problemas de salud y medio ambiente, principalmente.

Los ocho proyectos con mejor rendimiento participarán en el concurso Tiger Tank 2019, que se realizará el próximo 13 de noviembre.

El empresario, Carlos Bremer, participará como uno de los jurados del concurso, en el que se entregará 70 mil pesos a los tres mejores proyectos, para continuar con el emprendimiento.

Inscriben 80 proyectos en segunda convocatoria

Más de 320 emprendedores de la comunidad universitaria participaron en la convocatoria Tiger Tank 2019.

Fueron 80 proyectos participantes, cada uno conformado por un mínimo de cuatro integrantes: director general, director de mercadotecnia, director de fianzas y director de desarrollo tecnológico.

En la convocatoria se preseleccionaron 33 proyectos; los 15 seleccionados iniciarán el proceso de incubación y los 18 restantes recibirán una capacitación de validación de idea.

“Lo que queremos es que Tiger Tank sea reconocido a nivel nacional como un foro único, en una universidad pública, donde surgen estudiantes que crean empresas que están generando empleos y productos para el beneficio de la sociedad”, precisó Juan Manuel Alcocer González, Secretario de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico de la UANL.

Responsable: Prensa UANL

Transforman a científicos en emprendedores

Crealtii, desarrollado por la Dirección de Innovación y Propiedad Intelectual de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) fomentará la creación de empresas a partir del conocimiento científico y el espíritu emprendedor de sus especialistas.

El propósito de este programa (co-creado con Unreasonable México, también nombrado Ábaco Irrazonable), es llevar a la comercialización ese conocimiento científico protegido, es decir, que el investigador tenga herramientas, habilidades y conocimientos para “pasar del mundo académico al mundo emprendedor”, comentó el doctor Francisco Jesús Barrera Cortinas, director de Innovación y Propiedad Intelectual de la institución.

Crealtii (Creación de Empresas de Alto Impacto por Investigadores) busca que investigador pueda crear su propia empresa de base tecnológica y de alto impacto para dar respuesta a las necesidades sociales y del sector productivo a partir de la innovación, todo, sin generar conflicto de intereses con el estado. “Es decir, que podamos realmente desarrollar tecnologías que impacten en alguna solución de problemas sociales y medioambientales prioritarios del país y con ello contribuir al bienestar económico y social”, precisó el doctor Barrera.

El programa ofrece un modelo híbrido de cinco meses de duración en el que los investigadores son acompañados por empresarios exitosos que fungen como «mentores irrazonables», es decir, que forman parte de la familia de Unreasonable Institute. También cuentan con un equipo de instructores que, basados en una metodología especializada, guían la construcción del modelo de negocios de las empresas. Quienes participan también son asesorados por académicos de la universidad que ofrecen orientación en temas de economía y propiedad industrial. Lo mejor es que está adaptado para que el investigador invierta solo el tiempo necesario, sin descuidar su laboratorio, taller o trabajo de campo ni sus labores académicas, puntualizó el doctor Barrera Cortinas.

Aunque se trata de un piloto, 110 investigadores atendieron la convocatoria. La primera selección fue de 33 investigaciones de alto impacto a las que puedan sumarse estudiantes y egresados. En una segunda etapa, la UANL impulsará y conectará a los investigadores con su mercado, industria, gobierno o clientes.

“El método científico y el método emprendedor van muy de la mano, porque ambos atienden un problema, ambos tienen que validar su idea y ambos tienen que estar permanentemente modificando su investigación hasta encontrar la solución de ese problema”.

“En este caso, Crealtii agrega valor a los investigadores y resalta que el éxito del emprendedor se da cuando el mercado demanda, consume y le satisface la solución que se presenta al problema, por lo que, con ello, se podrá detonar la creación de empresas”, indicó el directivo.

Este año, la institución lanzará la segunda generación de Crealtii, además de organizar un foro nacional que reúna investigadores mexicanos que tienen empresas a partir de sus desarrollos tecnológicos e investigaciones, para que compartan sus experiencias como investigadores/empresarios mexicanos y motiven a más investigadores.

https://www.entrepreneur.com/article/307441